viernes, 27 de diciembre de 2013

Aleppo

Tal vez Aleppo sea nadie
que aún respira pero ya no cuente.
Tal vez sea eso: nadie vivo, aún respirando
por huecos en el hormigón desbrozado.

Nadie en la histórica ciudad de Aleppo
refugio de nombres y calles
por donde transcurre el aire, sisea
el fuego, quema el instante.

Entre unos y otros no hay ya nadie
que pueda decir qué, cómo, dónde
los tranvías recorren impunes las calles,
los basares abren a la luz del día, 
el zoco resplandece de olores.

Revolución tal vez, imperialismo quizás,
excusas para lo indefinible que se construye 
sobre la arena de los cuerpos rotos.

Nadie existe ya aunque respire y lata
y maldiga el día del eterno juicio.

Aleppo como tantas otras ciudades.
Aleppo de niños segados como tallos tiernos.
Aleppo de familias en carretas tristes.
Aleppo de bombas de racimo.
Aleppo de sirenas de emergencias.

Aleppo quizás nadie, 
ya nadie que cuente aunque respire.

M.A.N.H. (25/12/13)

martes, 24 de diciembre de 2013

LO QUE DIJO EL POETA (POEMA CASI AUTOBIOGRÁFICO)


Las estrellas para el que las trabaja
Juan Carlos Mestre

- Las estrellas para el que las trabaja -
dijo el poeta, contándolas una a una.

Cuando Bobby Fischer jugaba contra Spassky
era invierno aún en Indochina.
La rueda del mundo giraba como siempre
y el azar de la historia era verdad y mentira.

- Las estrellas para el que las trabaja - Repitió,
- Como la luna y su martillo para el recuerdo -

Con ojos rallados por el sueño respiraba,
parecía desfallecer pero aún respiraba.

El poeta alzó su cabeza frente al mundo
como un pararrayos en la montaña.
Contaba la huellas digitales de las galaxias
buscando explicación a sus sueños.

Luego abrió el zurrón de las palabras
y se las quedó mirando:

- Sobre esta tierra pétrea levantaré mi arca -
- Sobre esta sustancia encinta alzaré la voz -
- Sobre esta marea fría calentaré los años -
- Las estrellas para el que las trabaja -

Dijo finalmente y se quedo dormido.
Como Bobby Fischer se sumió en las sombras.

M.A.N.H. (7/12/13)

sábado, 14 de diciembre de 2013

COMO GOTAS DE LLUVIA EN UN ESPEJO


Como gotas de lluvia en un espejo
vivimos la incierta refracción de la luz
y el reflejo distorsionado de la sombra.

Materia o destino, vacío o plenitud,
nos mueve un impulso de hambre
en nuestra saciedad.

Recorremos con pasos desconocidos
caminos trillados por la memoria del hombre,
siempre nuevos para los sentidos.

La palabra es la simiente - dicen algunos -
espejo de la realidad que nos circunda
y también límite, frontera y juicio.

Como gotas de lluvia en un espejo 
nos deslizamos por un reflejo sonoro
hacia la nada, hacia el todo.


M.A.N.H. (15/12/13)

sábado, 7 de diciembre de 2013

EN EL SILENCIO DEL HOSPITAL


En el silencio del hospital
las luces del hospital
y el ruido monótono
del aire acondicionado.

Tiras palabras al desagüe del sentido.
Buscas razón a la enfermedad que te aísla.
Miras con ojos recién nacidos de nuevo.
Callas también en la hora de lágrimas.

En ventanales nocturnos
oscuridad, al fondo brillan
luces de una ciudad dormida.
Duerme en silencio el hospital.

Duermes conectado al monitor que te vigila.
Recorren tu estatura números y diagramas.
Borbotea el oxígeno medicinal en su vaso.
Transcurre la noche guardiana de sombras.

Por los pasillos del hospital
luces y sombras del hospital
el caminar cansino de idas 
y venidas por los pasillos.

¿Despertarás mañana despierto del sueño?
¿Recordarás mañana los pasos que has dado?
¿Sabrás por dónde retornar a los nombres?
¿Abandonarás el sudario de la ausencia?

M.A.N.H. (4/12/13)

sábado, 16 de noviembre de 2013

POÉTICA

Una pared se levanta 
en medio de la soledad,
ni tiene brazos
ni nombre
alguno,
la humedad de la madera
la cubre como celosía,
el resplandor de la aurora
la enmarca.

Su edificio de palabras desnudas
sobrecalienta el aire,
el alma de los vacíos instantes.

M.A.N.H. (11/11/13)

lunes, 4 de noviembre de 2013

ESCRIBO SOBRE UNA LATA OXIDADA

Escribo sobre una lata oxidada de palabras
que veo extenderse como un muro;
quizás oculte sólo el vacío detrás
y por eso resuenan huecas y metálicas.

- El agujero de gusano de la memoria
atraviesa la carne del significante en mi nombre -

Escribo en la piel del día que parece
erizado de frío en este otoño espejo,
escribo en la mueca curva del silencio
sonidos de papel, fauces de la idea.

- Locura supone aceptar la lógica del verso
más allá del horizonte de su juego de luces -

Persigo el vaivén del sentido
que entre los dedos se me escapa.
Como Polifemo en su cueva voy
arañando sombras en busca de alimento.

- Uno es siempre lo mismo siendo tantos -
Si tropiezas conmigo: recuérdame quien soy.


M.A.N.H. (01/11/13)

domingo, 27 de octubre de 2013

TAL VEZ ESTE SOL

Desde hace treinta horas
las granadas
llueven sobre nosotros desde todas partes.

Una de ellas
ha sobrevolado
ahora este poema.

Ha sido lanzada desde el Mrkovići
donde antes de la guerra cogía margaritas
con la mujer que amo.

(Izet Sarajlić
"Sarajevo", Valparaíso ediciones.)



Tal vez este sol sea como la lluvia
de tu ciudad, interminable.
Tal vez yo me levante como tú
todos los días
reuniendo pistas de lo que era
sin acabar de entenderlo.
Quizás el asfalto de mis sueños
sea ese aire que respirabas
en la balacera cotidiana.

Recuerdo con tus palabras el pálpito
de la locura humana
como una ola más al horizonte,
perdida en el tiempo y la distancia.
¡Qué importaba morir de fracaso!
Sólo huellas de polvo
en el insomnio,
reflejos de metal en los días pasados.

La poesía, tirana, despierta
y fatigosa en la ausencia de rostros,
nombres y apellidos
de lápidas y calles.
La palabra como escudo inútil.
Pizarra de inconsciencia a que agarrarse.

Esa lluvia que cae interminable,
que diluye todo lo que toca
y se lleva el calor y el llanto,
es también este sol y esta sombra callada.
La paz del silencio pactado
en el paraguas de la historia.
Tal vez tu paz inalcanzable
sea ésta insomne
aventada, negro sobre blanco,
con tus palabras.


M.A.N.H. (27/10/13)


jueves, 17 de octubre de 2013

PORQUÉ NOS MIENTE

Cuando nos habla mirando para otro lado
y nos sonríe falsamente, adulador,
pretendiendo que no miremos sus manos
moviendo los vasos del trilero, ocultando la realidad. 

¿Porqué nos miente señor presidente? 

M.A.N.H. (27/06/13)


jueves, 10 de octubre de 2013

LOS NÚMEROS DE LA CÁBALA

Si los números de la cábala 
no te son favorables
- "¡oh sentina de escombros!" -
¿porqué arrojas los dados?

M.A.N.H. (11/04/13)

domingo, 8 de septiembre de 2013

AMANECIDA


Prisionera del miedo 
la amanecida
tiene ojos de niña
todavía,
y como todos sueña
y como todos vibra.

¿Quién le quitó el hilo
de la risa
que al viento volaba?
¿Quién escondió el filo
de la vida?

Bombardeos de sangre
en las camisas
dejan augurios ciegos
en sábanas frías.
Y en los ojos hambre
y sed en la vista.

Prisionera del miedo
la amanecida
aguarda la suerte 
de soñar sin prisa,
Y como todos tiembla
y como todos suspira.

¿Quién viene negras
las pupilas
a cerrar el amargo trato?
¿Quién en la espera
el asombro pisa?

En Damasco, ciudad 
de basares y vida,
la sombra del infortunio
deja ver su ruina.
Y es muerte su nombre
y es miedo su firma.

Prisionera del miedo
la amanecida
aguarda enternecida
todavía,
y como todos espera,
y como todos porfía.

M.A.N.H. (8/9/13)


martes, 3 de septiembre de 2013

RESIDUOS

Residuos por todas partes. Residuos
del sol, en el suelo, en una charca.
De huellas que, pisadas en la arena,
ni vienen ni van y el mar las tapa.
De nubes, troceadas por la prisa
del aire, en lo alto de las miradas.
Del calor, en camisas que la acera
lleva de un sitio a otro, transpiradas.
De besos, en los labios de las puertas,
en el febril envés de las mañanas.

Residuos, marcas, improntas. Residuos,
en el vaivén sonoro de las aguas.
En palabras que el viento esparce
como hojas que, de luz, se disfrazan.
En instantes de pupilas que chocan
entre el gentío, envueltas en sábanas.
En el asfalto de los pasos dados,
como sonámbulos, entre fantasmas.
En el barro de manos que se juntan,
buscando la expresión necesaria.

Residuos acuciantes. Requeridos
como levadura para la masa.
Apropiados, en forma de pequeños
flashes en la memoria, como cartas.
A salvo del cansancio eterno conque
volvemos la cabeza en la distancia.
Empozados en lo hondo de la sombra
más oscura, que antecede al alba.
Hirvientes en la sangre circulante,
dando sentido al pulso de las alas.

M.A.N.H. (01/09/13)


jueves, 15 de agosto de 2013

sábado, 3 de agosto de 2013

PUEDO

Mudo puedo vadear el desaliento 
en ríos de asfalto, ruinas heladas.

Ciego puedo buscar del mar la orilla
sorbiendo la amarga vida del vino.

Sordo puedo sentir la huella del plancton
en el momento de la fotosíntesis.

Y, como otros hicieran, manco puedo  
asir el peso del fluido del alma.

Lo que no puedo hacer es responder
por aquellos que pusieron su sangre
en el plato erróneo de la balanza.

Por aquellos raudos por contagiarse
el virus de intereses compuestos.

Lo que no puedo hacer es asumir
las cosas - que son como son - guiñándole
un ojo al sapo de la conveniencia.

M.A.N.H. (30/07/13)

viernes, 26 de julio de 2013

VEÍA LAS NUBES ENCIMA


Veía las nubes encima
pasar en jirones 
interminables.

Oía el silencio
y el silencio era la nada.

El uniforme raído
su corona laureada,
el brazo quebrado
su señera al viento.

Sentía el agrio sabor
de la tierra en los labios
cerrando las preguntas,
ocultando las respuestas.

A su lado, otros
cuerpos desmadejados
como piedras absurdas,
arena esparcida
por temporales insanos.

Miraba enseñas desconocidas
hermanadas en el fango,
sombras como cimeras
pesadas como lágrimas.

El dolor, sin embargo, era
sólo un rumor en las entrañas,
un viejo paraguas
de varillas rotas.

Esperaba tan sólo el olvido,
la puerta que se cierra,
y su corazón palpitaba
todavía.

M.A.N.H. (15/03/13)


viernes, 12 de julio de 2013

EXHIBICIÓN AÉREA


Por el cielo azules metales
de pájaros de otra época,
dardos en vuelo rectilíneo.

A pie de suelo son las sombras 
de siempre, sujetas al sol,
pegadas al polvo caliente.

En el pensamiento la sangre
bulle al filo del aneurisma
palabras que destilan tinta.

---

Por el cielo cruje el estrépito
que, cándido, el viento arenga 
en la sal del desconciërto.

A pie de suelo van las manos 
en bolsillos vacíos como
nudos, escamas, sopa boba.

En el pensamiento pétalos
marchitos, funerales de humo,
ideas piedra en la memoria.

---

Por el cielo marciales huellas 
de frío aire marcando el paso,
las miradas ensimismadas.

A pie de suelo escaleras
quebradas, vaivenes cansados,
perdidos clavos, corros huecos.

En el pensamiento asonantes
rimas de versos inconclusos,
cristales de templado vidrio.


M.A.N.H. (13/06/2013)

jueves, 13 de junio de 2013

EL AIRE QUE RESPIRAMOS

Ciegamente humano,
el aire que respiramos
no responde por su huella
calurosa de sombras.
Acaso, pegajoso,
cae de los párpados
como palabra 
de difícil simetría
en el momento de la fotosíntesis
-oxígeno / dióxido de carbono-
Necesario 
como comburente
en la digestión 
de vegetales vísceras,
es también
legado y depósito,
herencia y patrimonio,
en el templo 
de los mercaderes:
vale un puñado de monedas
redondas y verdes.

M.A.N.H. (25/05/13)



sábado, 25 de mayo de 2013

NO FUE CON EL PEDERNAL

No fue con el pedernal,
ni con las primeras
aleaciones de metales ligeros,
ocurrió con el bronce
- duro como piedra -
y más tarde con el hierro,
- padre de civilizaciones -
que la ambición y el poder
sirvieron de cauce al hurto
y con el hurto a la sangre
y con la sangre al llanto
y con el llanto al miedo
y con el miedo vino la represalia
y con ella de nuevo la sangre,
que regaba los campos
abandonados al sol,
que pintaba las puertas de las casas
para distinguir a los amigos
de los enemigos,
que asignaba propiedades
y distinciones,
condenaba o resarcía,
y precedía al hambre,
las enfermedades y la explotación.

No fue con el pedernal
que portaba el hombre con orgullo y asombro
- herramienta de otras herramientas -
ni con las primeras
aleaciones de metales ligeros
- útiles para la manufactura
de objetos de la vida cotidiana -

Fue con el bronce y el hierro
que dejamos de mirarnos las manos
- nunca ociosas, siempre en movimiento -
para sopesar el esfuerzo y el rendimiento,
calcular beneficio y tiempo,
aliento y destino,
para tomar la senda del progreso:
esquilmar la tierra -convertida en bien-
desecar lagos y ríos
para mejor poseerlos,
contaminar el aire para hacerlo nuestro
y someter la cultura material e inmaterial
al proceso de intercambio
- sumo sentido -

De las plagas del hombre
- en su capricho divino -
las guerras de apropiación
y conquista surgieron
con el uso de los metales pesados:
primeras armas
de destrucción masiva.

De la Era del Bronce,
según el National Geographic,
datan las primeras fosas comunes
de huesos humanos amontonados,
de cadáveres muertos violentamente;
y seguidamente las razias esclavistas,
el robo de la tierra y su dominio,
la sumisión patriarcal,
la propiedad privativa,
la violencia instituida
que se convierte en orden social
- distribución en castas -
y en organización del trabajo.


M.A.N.H. (15/03/13)




domingo, 17 de marzo de 2013

NO HAY DIOS

No hay dios entre sábanas frías.
El aullido resuena de paredes
que se abren como rosas tiernas.
El instante fugaz de tu regazo
pasó encharcando las aceras
y el cuenco de ojos
que se precipita calle abajo.
El tic tac de preguntas de dientes 
amarillos flaquea de palabras
en los senos desnudos.
La ambivalencia de los años
dejan regueros de ruinas y sueños.

No hay dios en las esporas
que vendavales lleva,
nadie entona cánticos terrenos
sujetos a imperdibles de obscenidad.
Perros como juicios
en el solajero encima, como
piedras alicatadas de asombro.
¿Quién pudiera manifestarse 
contra números y caballos,
avisar a los troyanos la sorpresa,
esperar sin sentido la plaga venidera?

No hay dios ni serpientes
que valgan la pena,
para arrojar cucharadas 
de bendiciones
entre las calvas cabezas
de los semáforos.
En el momento del big bang que rompa
el ancestral silencio, volver
la espalda a las razones, a la lluvia
ácida y a temporales de quimeras.
No hay dios y no se le espera.


M.A.N.H. (25/02/13)

miércoles, 9 de enero de 2013

LA SALIDA ÚNICA

Impetuoso un sol de justicia
machaca la piedra contra la piedra,
solivianta el decir del aire
que se vuelve incierto, nauseoso.

Se camina hasta el fondo
de lo que antes se daba por seguro
para encontrar la nada,
la pesadez de azoteas desnudas,
el orden inverso de las palabras.

Y no existen respuestas,
en el secano que aguarda,
para saciar la sustancia
amarga, triste, necesaria.

Matemática de calculados rendimientos
esperan tras las cortinas del hambre.
Gritos de júbilo resuenan en el asfalto
pestilente de la economía,
en las fronteras corruptas de la aritmética.

El túnel del tiempo golpea
con guantes de negro terciopelo,
de decadente etiqueta,
a los que asoman del agujero.

Para qué la fe convertida en certeza
de cadenas oscuras, de ventanas
cerradas, jardín del llanto.
La resignación no puede ser
la salida única, la paz de los muertos.

El hombre se busca a sí mismo,
como lagarto en el solajero
expuesto a los elementos,
hasta la última paletada de tierra.

M.A.N.H. (08/01/13)