domingo, 28 de diciembre de 2014

QUE MÁS DA QUE MUERA

Entre el ruido y la indigencia 
qué más da que muera 
el que camina y siente.
Aquel, que llevaba 
en sus puños
el peso de la palabra,
el que interpretaba los signos
desleídos de los sueños.

El hombre que sale a la calle,
bajo su paraguas,
no lo conoce, ni lo presiente,
y lleva su nombre escrito
en las arrugas del rostro,
en sus manos ocultas
en los bolsillos.

Qué mas da que llueva,
              que no pare de llover nunca,
              que chorreen los diarios
              tinta de calamar.

El hambre te arrastra por pasos húmedos 
y no hay sol donde refugiarse.

Aquel, que unía las sinalefas
de los silencios inoportunos,
pedía a gritos: 
hojas 
          de papel en blanco,
manos 
          con dedos afilados
          como lápices,
bonos 
          para el transporte urbano.

Qué más da que ahora 
se dediquen faustos y gloria,
para alivio 
de rasuradas conciencias,
si ya está muerto
el poeta Arturo Maccanti,
sobre esta arena nuestra,
bajo este azul
que mana interminable.

M.A.N.H. (25/12/14)

sábado, 27 de diciembre de 2014

HAIKUS DE DICIEMBRE (y 2)

Cuando mi hijo
tenga la edad que tengo,
seré mi padre.
........
Lenta transcurre
la tarde del domingo.
Sopor y lluvia.
..........
Muere un anciano.
La memoria se pierde.
Morimos todos.
..........
Bajo la lluvia
llamo insistentemente:
Perdí tu aleteo.
...........
Vuelas, gaviota,
lejos de mi alcance.
¡Cómo te añoro!

M.A.N.H. (15/12/14)

jueves, 18 de diciembre de 2014

HAIKUS DE DICIEMBRE (1)

Cuatro paredes
atan el techo a lo alto.
¿Cómo escapar?

.............

Puertas disfrazan
la elección y el ocaso.
Incertidumbres.

.............

Por qué las puertas.
Para qué las ventanas.
... Y no asomarse.

.............

A lo lejos veo
el niño que he sido,
que se ha muerto.

.............

Nunca fui niño
como tú eres mujer.
Quién lo diría.

M.A.N.H. (14/12/14)



sábado, 13 de diciembre de 2014

UNA PIEDRA

Lluvia y viento socavan
la forma
con el cincel de lo inaudito.
Todo queda reflejado
en la estadística.
El tiempo y su maquinaria
dibujan el espacio
de la geografía.
La bruma - por fin -,
a retazos
muestra su imagen:
Soledad
de una piedra
empeñada
en mantenerse erguida.

M.A.N.H. (08/12/14)


miércoles, 10 de diciembre de 2014

HAIKUS DE NOVIEMBRE

Transcurres vida
por un hilo casual.
Sopla el viento.
……..
No hay salidas,
más allá de la puerta,
sin presentirlas.
……..
Bombilla halógena
que disfraza la luz
entre las sombras.
……..
En el asfalto,
hombres solos conducen.
Yo entre ellos.
……..
Amanecida,
suena el despertador.
El sueño escapa.
……..
En el taller
la espera se prolonga.
Ruido y trabajo.
……..
Para comer,
matamos al hambriento
que llevamos dentro.

M.A.N.H. (20/11/14)

sábado, 6 de diciembre de 2014

VIVEN MUEREN

Regresan cansados
del vacío de la ira
que,
el desconcierto,
les deja
sujeto a sus sombras.
Es verdad,
arrastran pasos
que a nada conducen.
- Cegados tienen
los caminos -
Tampoco les vale
el olvido
como atajo.
Lloran sin lágrimas.
Son ignorados.
La lluvia
les abate
un ruinoso paraguas.
Adelante siguen.
Alegres alzan
el calor de la palabra.
Ignoran
tropiezos,
soledades,
malquerencias,
con tal de continuar.
Es verdad
que viven mueren.
¿Cómo iba a ser distinto?

M.A.N.H. (30/11/14)

lunes, 24 de noviembre de 2014

EL POETA DORMIDO


El poeta cuando estaba dormido soñó.
Soñó con su mente en blanco
al enfrentarse con el papel desnudo.
En la fase REM del sueño, 
cayó por la pendiente de las palabras 
que huían en torbellino,
que desaparecían en desbandada.
Las pupilas giraban grandilocuentes, narcisas,
y las manos se crispaban 
como agarrotados pies de araña.

Dónde la flamígera pluma de basalto.
Dónde la parcela ilusoria del recuerdo.
El peso curvo de la sustancia primera.
Dónde la temprana primavera del verso.

El poeta dormido era 
como cualquier desposeído, 
como cualquiera durmiendo.
En la angustia del sueño sus huellas 
se deslizaban por la mansedumbre
del anochecer en el desierto.
Y contaba, uno a uno,
los granos de arena acumulados
por el viento 
contra el horizonte.

Dónde el sentido de volver sobre lo mismo.
Dónde la alegría de sorprender momentos.
La alucinada conciencia de lo poético.
Dónde la amable imagen ante el espejo.

M.A.N.H. (24/11/14)

martes, 18 de noviembre de 2014

BURÓCRATAS ABURRIDOS

Los burócratas nadan en un mar de aburrimiento tempestuoso.

Roque Dalton


Los burócratas se aburren tanto
que firman expedientes mirando para otro lado.
Se aburren tanto
que pasan por el ojo de una aguja
al reino de las mentiras absurdas.
Se aburren tanto
que confunden horarios y suicidios.
Se aburren tanto
que se sienten imprescindibles.
Se aburren tanto
que se ponen corbata ante los jueces.
Se aburren tanto
que matan a los mensajeros / palomas
para no perder la cordura inapelable.
Se aburren tanto
que niegan lo que fueron antes de ayer.
Se aburren tanto
que les sirve cualquier treta del engaño.
Se aburren tanto
que hacen y deshacen con el dinero ajeno
lo que quieren sin despeinarse.
Se aburren tanto
que cambian las normas para seguir a flote.
Se aburren tanto
que ponen cemento en los oídos.
Se aburren tanto
que critican duramente a otros al mínimo fallo
sin sonrojarse frente al espejo.
Se aburren tanto
que matan el tiempo con subterfugios.
Se aburren tanto
que desprecian el trabajo sincero y humilde.
Se aburren tanto
que sólo piensan en la supervivencia de su especie
y harán lo que sea para seguir aburriéndose sin estorbos.
Se aburren tanto
que están ahí para ser nombrados:
Burócratas, agua sucia.

M.A.N.H. (15/11/14)

jueves, 13 de noviembre de 2014

SEMILLAS  (versión) 


Semillas siembra,
el hambre,
entre hundidos pecios. 
Cerradas semillas,
que desaparecen sin remedio:
inútil cosecha del verano.

Semillas, una a una, vencidas
por el peso de la llamada,
por la estela 
de los que hollaron primero 
sus pasos. 
Uncidas, 
por lazos de invisible sangre,
a un yugo de muerte segura.

Semillas como huellas borradas.
Semillas grito de socorro
en la fiesta de la abundancia. 
Semillas de amarga derrota 
más allá de la espera, 
yaga
de la carcoma de los siglos.

¿Hasta cuándo semillas solas, 
ajenas 
en la mar inmensa,
olvidadas anclas hundidas?
¿Hasta dónde horizontes fríos,
palabras negadas, 
espejos
donde no queremos mirarnos?

M.A.N.H. 

martes, 4 de noviembre de 2014

LA SOMBRA

Octogenaria, la sombra,
de injusticia se rinde
bajo el solajero.
¿Quién oyó los pasos?

Toda una vida
recorriendo
los caminos del sudor.
Guardando
en los bolsillos
la luz del día siguiente.
Atesorando
silencios,
miradas,
arrugas,
en las manos.

Titubeante,
vas por encima
de los sueños vencidos.
Recorres el espacio
como una carrera de fondo:
- Los recuerdos pesan
como una losa -
¿Quién detiene el tiempo
depositado en los cajones?

M.A.N.H. (01/11/14)



sábado, 11 de octubre de 2014

CREER EN EL AGUA

Escribo
para que el agua envenenada
pueda beberse.

Chantal Maillard


Para qué creer en el agua
que se arrastra,
que cae a peso de lo alto,
horada las conciencias
y abre caminos ocultos
a la tierra y sus secretos.

Para qué creer en el agua
que es humedad en la madera,
que dibuja rastros de su paso,
reverdece la simiente
y es lluvia y trueno en los ojos
de quien espera.

Para qué creer en el agua
que derrama su ausencia
y es verso y eco en la cueva gris,
anega los labios del horizonte
y entra en cada célula.

Para qué creer en el agua
que es juicio y sentencia
destino y soledad
y alma del ser
entre tanta arena.

Para qué creer en el agua
de transparente cristal
como fruta fresca.

Para qué creer en el agua
que, impunemente,
los lacayos del fraude envenenan.

M.A.N.H.




Poema publicado en el libro "15 poemas a La Tierra: Homenaje a César Manrique", en el certamen de poesía convocado durante el IV Festival Atlántico de Poesía "De Canarias al Mundo" por el Centro Canario de Estudios Caribeños -El Atlántico-, con la colaboración del Taller Literario Espejo de Paciencia y el Taller de Poesía Dulce María de Loynaz.

Agradezco al Jurado seleccionador (D. Helio Ayala Díaz, D. Juan Francisco González-Díaz y D. Máximo González Guardia) que contaran con mi texto junto al del resto de compañeros y compañeras seleccionados, todos ellos de gran valía poética.


domingo, 28 de septiembre de 2014

HUESOS

Huesos, que el llanto lleva
sujetos al sentimiento,
no pueden ser de un lamento
vano, que aullar no se atreva.
Escaparon de la cueva
en que estaban perdidos,
hermanados, confundidos,
para negarnos su historia.
Huesos para la memoria
que nos sangran en los oídos.

Son huesos que alza el viento
de la pena a su espalda
y el recuerdo respalda.
Son huesos del sufrimiento.
Derramados en el intento
de vencer la palpitante
vida dada en un instante.
Víctimas de la injusticia,
la envidia y la avaricia,
atesoran lo importante.

Devuélvannos esos huesos,
ocultados bajo tierra
por culpa de una guerra
contra la luz y los besos.
Que son nuestros esos huesos,
ni del tiempo, ni del olvido,
ni del sol, ni del descuido.
Son los huesos de la gente
nuestra, gente inocente,
que esperan volver al nido.

M.A.N.H. (28/09/14)


miércoles, 24 de septiembre de 2014

LA VENA GRIS DEL VERANO

Parásito de un abanico,
el aire se levanta 
ahuyentando la huella
calurosa del sol.

Mides a tientas palabras,
sembrando la duda
como única simiente.

Cerca suena la calle,
enervada de aceros,
en la vena gris
del verano.

La certeza es esclava 
de las pesadillas 
y hermana de los cuentos.

Una mosca zumba
contra los cristales
de la cerrada ventana.
(De dónde huye,
a dónde va,
qué la impulsa.)

La memoria grita
en sueños para olvidar,
soportar el destino.

No soporto
las pestañas del día 
empeñadas
en ocultar la luz.

Quizás tú sepas
dónde 
la humedad invade
el reflejo ilusorio,
el ruido del silencio.

Hormigas, en fila de a uno,
recorren enormes
el asfalto.


M.A.N.H. (23/09/14)

sábado, 20 de septiembre de 2014

MADRID HUELE A SAL Y A PRISA

Madrid huele a sal y a prisa
de pasos que huyen de la piel del día.

No diré que sean un millón de cadáveres
los de Madrid -como otro dijera-
mas yo he visto miles de sombras ensimismadas.

Madrid sabe a piedra y a sangre
derramada por siglos de dolores y ausencias.

Afirmo que el mar de Madrid es su límite
de asfalto en miradas que buscan el sueño.

Madrid es también un cielo que se espera.

M.A.N.H. (09/06/13)

Poema publicado en el libro "Versos en el Aire III", Diversidad Literaria, 2014.


martes, 9 de septiembre de 2014

YO PUEDO, TU PUEDES

Yo puedo, tú puedes,
nosotros podemos:
Voltear la historia
contra el suelo
y cambiar la suerte
del que va perdiendo.

Tú puedes, él puede,
nosotros podemos:
Rehacer horizontes, 
zurcir agujeros
y aventar cenizas
de pájaros de fuego.

Andando lo sabremos.
Cantando lo sabremos.
Llorando lo sabremos.
Riendo también sabremos.

Yo puedo, tú puedes,
nosotros podemos:
Iluminar el sol
que pinta universos
y abrir la lata
de tanto desconcierto.

Tú puedes, él puede,
nosotros podemos:
Flotar en el aire,
respirar sin miedo,
y alejar tristezas
del pozo de sueños.

Andando lo sabremos.
Cantando lo sabremos.
Llorando lo sabremos.
Riendo también sabremos.

Yo puedo, tú puedes,
nosotros podemos:
Recordar palabras, 
recordar sucesos
y traer la memoria
de vivos y muertos.

Tú puedes, él puede,
nosotros podemos:
Mirar como niños,
pensarlo de nuevo
y aportar la sangre
de nuestro esfuerzo.

Andando lo sabremos.
Cantando lo sabremos.
Llorando lo sabremos.
Riendo también sabremos.

Yo puedo, tú puedes,
nosotros podemos.
¡Claro que podemos!

M.A.N.H. (09/09/14)


miércoles, 23 de julio de 2014

ROMANCE DE LA COMPAÑÍA PETROLÍFERA 

(1)

Como en el Amazonas,
tu nombre ya innombrable,
peste silente. Tu nombre
sucio, falso, repugnante.
Aquí también. De serpiente
tu nombre, cruel y amable.
Disfrazado de cordero
para chuparnos la sangre.

Entre oscuras prospecciones 
tu nombre, emporio del hambre,
sujeta nuestro destino
a un asiento contable,
a una espera terrible,
a un posible derrame.

(2)

El piche o chapapote
en nuestras costas. Y nadie
que se responsabilice.
Nadie que responda, nadie.
Dicen que un barco limpiando
las sentinas. Quién fue: Nadie.

De pronto el chapapote
aparece sin más. Nadie
lo ha traído. Nadie lo sabe.
Tu nombre lo lleva, nadie. 
Pestilencia de tu nombre
pétreo, sucio, miserable.

(3)

Sólo te mueven oscuros 
intereses comerciales,
la cuenta de resultados
a final de año, las bases
de un crecimiento insólito,
el mercado de gigantes
de negocios a futuro,
un comercio de mangantes.

(4)

Quienes contigo caminan,
tu nombre y sueño comparten,
y son de tu misma piel 
y beben tu vino amable,
comparten mesa y plato
y sorben tu hilo de sangre.

Políticos usureros,
que vendieron a sus madres
por cuatro cochinos euros,
contra el pueblo combaten
en defensa de tu sucio
nombre, tu nombre y tu carne.

Políticos que actúan
como tus representantes
soliviantan la marea
con tal de congraciarte.

(5)

Romperemos con tu nombre
a gritos contra el aire:

¡Que no queremos tu rastro
de aceite, tu huella de sangre,
la paz que incautas, la luz
que nos sujeta al alambre!


M.A.N.H. (22/07/14)

sábado, 19 de julio de 2014

PRETENDEN

Pretenden que vivamos entre cuatro paredes,
que soñemos sólo en la vigilia
y cuando la cosa apeste nos pongamos mascarilla.
Pretenden que sigamos las huellas marcadas,
que caminemos directos hacia la ruina
y cuando haya que correr no miremos para arriba.
Pretenden que admitamos piedras en los zapatos,
que no dudemos en callejones sin salida
y que la luz que encendamos ilumine pálida y amarilla.

Para cuándo despertaremos del cuento
conque se inventaron las pesadillas,
necesitamos abrir ventanas, descorrer cortinas.
Para cuándo desplegar los mapas
de mares que se abran, de tierras desconocidas,
necesitamos levar anclas, voltear sillas.
Para cuándo hablar de lo inapropiado
y decir lo que se piensa, a lágrima viva,
necesitamos quebrar silencios, desnudar sonrisas.

Pretenden que todo es transparente
hasta donde alcanzan nuestras pupilas,
y creen poder engañarnos con la fantasía.
Pretenden que todo es imposible,
que nada logramos: Que, cuando el tren partía,
perdíamos el tiempo mirando la vía.
Pretenden amortajar la alegría con vendas
de usura, con expedientes de alquimia,
enterrando la luz en pozos de mentiras.

Para cuándo derribaremos los pilares
que sostienen en alto sus orondas barrigas,
necesitamos respirar más allá de esta orilla.
Para cuándo desandaremos los caminos
cerrados que ofrecen, las puertas inauditas,
necesitamos desplegar alas, escalar encinas.
Para cuándo el calor de las estaciones
y la paz de las manos llenas de vacías,
necesitamos cegar la pena, eliminar injusticias.

M.A.N.H. (19/07/14)

martes, 15 de julio de 2014

ROMANCE CONTRA EL PETRÓLEO

(1)

Políticos y banqueros,
en un cielo de lagartos,
cuentan una a una las uñas
del día por si acaso.

-En el aire se respira
el tiempo del sobresalto-
Los caballos de la sangre
galopan por el asfalto.

Contra el petróleo clama
el pueblo preocupado
con manos, voces y dientes
y el corazón indignados.

(2)

Con excusas y mentiras
viene el viento soplando,
pretendiendo acaparar
la atención del ciudadano:

Los patrones dicen oro,
los banqueros van contando,
y simulan los políticos 
mientras se frotan las manos.

Pretenden, en la usura,
poner mirada de santo
a pesar que las mentiras
calle abajo van rodando.

Que no mancha el negro oro,
que no envenena su vaho,
y no mata lo que toca
cuando va descontrolado.

La semilla de la duda,
sembrada a precio de saldo,
crece en las cabezas llenas
por la grasa del avaro.

Contra el petróleo se alza
el pueblo horrorizado,
como una furia en la noche,
como un verbo revelado.

(3)

En las playas cae la lluvia
de los días más aciagos,
los amantes del petróleo
ensucian sus negras manos.

Y es ácida la lluvia
y amargo el desamparo
si se pierde el sustento
por el beneficio de cuatro.

En la calle rompe el sol
la piel de los dioses falsos,
enhebrando los ovillos
que perseguirán los gatos.

Contra el petróleo no hay
espera, ni tiempo acaso,
sólo un sueño de sombras
y un galopar cuesta abajo.

Contra el petróleo miles
de voces se han levantado
para que no duerma el día, 
para que no calle el canto.

(4)

Ni banqueros, ni políticos
pueden sentirse confiados
pues recuerdan La Bastilla
en su cielo de lagartos.


M.A.N.H.(15/07/14)


jueves, 3 de julio de 2014

VIVIR (para Elena)

Vivir es tropezar, levantarse, seguir
para luego volver, comenzar
de nuevo, quizás retomar los pasos dados,
elegir entre disyuntivas, valorar
y tropezar una vez más, arriesgarse.

Mejor caminar que quedarse anclado,
mejor comprender que ir de vacío,
mejor levantar los brazos, sonreír
al tiempo y la memoria, dormir 
en tus brazos que soñar sin sueño.

M.A.N.H. (02/07/14)

sábado, 28 de junio de 2014

A MORIR VIENEN A LA ORILLA

A morir vienen a la orilla
del mar imposibles naranjas,
semillas perdidas que acuna
el sueño violento del agua.

A morir vienen luciérnagas
de estrellas que se apagan
como soles antiguos, sombras
de lo que ayer fue y hoy es nada.

A morir vienen al regazo
de una madre que amamanta
las miradas con el silencio,
con sus lágrimas las palabras.

A morir vienen por si acaso
una mano en el agua entrara
y en la mano la sal fuera
la fuerza de la piel deseada.

A morir vienen a la orilla
del mar imposibles naranjas,
calladas voces en el viento
que la tarde lleva a la espalda.

M.A.N.H. (28/06/14)

domingo, 8 de junio de 2014

PETRÓLEO

Ha dicho petróleo,
enterrado en las entrañas de la tierra,
a salvo de miradas felinas,
de la fiebre oscura, de la usura.
Como un silencio inoportuno
en el inmenso osario
crece y crece
la forma de acallarlo todo.

Nadie aguarda en el llanto 
la piel que se abre 
descubriendo huesos inauditos.
Sólo la soledad, el espacio 
sin luz, la oquedad en lo profundo,
el rastro de la pena, su disgusto.

El beneficio 
que espera el comerciante
bajo sus amplias babas.

Nos arrepentiremos de la codicia
de bolsillos por llenar
de las fuentes de oro negro
como negros zapatos, ansias negras,
manos secuestradas.

Y, sin embargo, la luz infinita
de la infinita tristeza...

M.A.N.H. (6/6/14)

sábado, 10 de mayo de 2014

En el día de la victoria

Sobre el recuerdo a los caídos
La bandera roja, flores amarillas.
En el celeste
hoy como ayer -sangrando-
palomas blancas.

MANH (9/05/14)

martes, 15 de abril de 2014

HE PERDIDO LA FE EN LA PIEDRA

He perdido la fe en la piedra
de esa palabra que me arrojan.
La esperanza en el tacto
del discurso sedoso como arena.
La costumbre del engaño
en que se envuelven las ideas.
El tiempo de las cruces de paja
levantadas en la hoguera:
Arderé como los sueños
inacabados en campos yermos.
Tiraré líneas al horizonte en venganza
de las nubes atadas a su forma.
Gritaré por encima de los lujos
por debajo de la paz de los gestos.
Maldeciré el empeño rencoroso
de las abluciones mañaneras.
Coincidiré con que los mansos
heredarán hormigas y silencios.
Si es necesario escupiré en la fosa
de esa casa en ruinas
                            que me imponen.

M.A.N.H. (15/04/14)



domingo, 9 de febrero de 2014

El cangrejo en la piedra

El cangrejo en la piedra se pasea
tanteando la forma del precipicio;
como el borracho, se asoma al vicio
de ser sin que lo arrastre la marea.

Atrapa luego un rayo de sol frío
que el invierno le niega tercamente,
con las patas curvadas de su mente
le disputa al día su escalofrío.

El cangrejo en la piedra vigila
la sombra del vuelo de la gaviota,
se esconde cuando nota movimiento.

Viviendo sólo el presente, mutila
su tiempo y evita la bancarrota.
Con él irá también mi pensamiento.

M.A.N.H. (02/02/2014)


jueves, 23 de enero de 2014

QUÉ SOÑAMOS

Mirar al cielo. Luego,
a la tierra. Decir
hay un sueño que espera ser soñado.
Chantal Maillard



Díganme: cuando estamos soñando,
cuando nuestras pupilas burbujean
como agua hirviendo
en la fase REM del sueño,
cuando estamos soñando
                                      ¿soñamos acaso?

Descomponemos la existencia
en imágenes
sin sentido,
acaso reconstruyendo algo
que se fue,
                  que ya no es,
para no deslizarnos por la fachada
de nuestro olvido.

Acaso necesitamos asirnos a algo
que no pierda sustancia,
como cuando niños
agarrábamos instintivamente
todo cuanto los dedos rozaban.

Y al soñar, ¿Qué soñamos?
En las puertas del desencanto:
                                              ¿Qué soñamos?

Acaso el sueño de los que viven ciertos,
ajenos y seguros.
Acaso el sueño de los que sobreviven
creyendo sobrevivir.
Acaso sin más sueños
que los que otros ya soñaron.

Acaso viviendo
                        en el sueño
                                            de otro sueño
que alguien nos puso al alcance,
como muñecas rusas,
en el que las imágenes
se confundan
para ser mejor soñadas
para ser mejor toleradas.

M.A.N.H. (15/01/14)

lunes, 13 de enero de 2014

LA VERDAD QUE BUSCAS

Escrita en la arena de la orilla,
entre las huellas de las gaviotas,
encontrarás la verdad que buscas:
No más que un aleteo de sombras
que lleva el mar en su ir y venir.
El peso sin nombre de la historia
del inmenso osario que esconde
la belleza de un poniente a solas.

M.A.N.H. (11/01/14)