domingo, 9 de febrero de 2014

El cangrejo en la piedra

El cangrejo en la piedra se pasea
tanteando la forma del precipicio;
como el borracho, se asoma al vicio
de ser sin que lo arrastre la marea.

Atrapa luego un rayo de sol frío
que el invierno le niega tercamente,
con las patas curvadas de su mente
le disputa al día su escalofrío.

El cangrejo en la piedra vigila
la sombra del vuelo de la gaviota,
se esconde cuando nota movimiento.

Viviendo sólo el presente, mutila
su tiempo y evita la bancarrota.
Con él irá también mi pensamiento.

M.A.N.H. (02/02/2014)


2 comentarios:

  1. Qué grande este cangrejo, Miguel Ángel.
    ¡Me encantó!

    ResponderEliminar
  2. Más feliz que cualquier persona que conozco.

    ResponderEliminar