domingo, 28 de septiembre de 2014

HUESOS

Huesos, que el llanto lleva
sujetos al sentimiento,
no pueden ser de un lamento
vano, que aullar no se atreva.
Escaparon de la cueva
en que estaban perdidos,
hermanados, confundidos,
para negarnos su historia.
Huesos para la memoria
que nos sangran en los oídos.

Son huesos que alza el viento
de la pena a su espalda
y el recuerdo respalda.
Son huesos del sufrimiento.
Derramados en el intento
de vencer la palpitante
vida dada en un instante.
Víctimas de la injusticia,
la envidia y la avaricia,
atesoran lo importante.

Devuélvannos esos huesos,
ocultados bajo tierra
por culpa de una guerra
contra la luz y los besos.
Que son nuestros esos huesos,
ni del tiempo, ni del olvido,
ni del sol, ni del descuido.
Son los huesos de la gente
nuestra, gente inocente,
que esperan volver al nido.

M.A.N.H. (28/09/14)


No hay comentarios:

Publicar un comentario