sábado, 3 de agosto de 2013

PUEDO

Mudo puedo vadear el desaliento 
en ríos de asfalto, ruinas heladas.

Ciego puedo buscar del mar la orilla
sorbiendo la amarga vida del vino.

Sordo puedo sentir la huella del plancton
en el momento de la fotosíntesis.

Y, como otros hicieran, manco puedo  
asir el peso del fluido del alma.

Lo que no puedo hacer es responder
por aquellos que pusieron su sangre
en el plato erróneo de la balanza.

Por aquellos raudos por contagiarse
el virus de intereses compuestos.

Lo que no puedo hacer es asumir
las cosas - que son como son - guiñándole
un ojo al sapo de la conveniencia.

M.A.N.H. (30/07/13)

12 comentarios:

  1. Hay que hacer lo bueno y lo bello. Un agrado leerte.
    Au revoir !

    ResponderEliminar
  2. Al menos, intentar ser fiel a uno mismo. Gracias por la visita y tu huella. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Buenos días, Miguel Angel,
    En efecto, no se puede responder por las decisiones de los demás. Solamente por las propias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo que comentas es obvio. Quedó un tanto discursivo el poema, lo que hace que pierda la intensidad inicial, y termine como con moraleja, que no era la intención. Pero creo que me dejé llevar por emociones externas que encausaron demasiado el sentido del texto.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Pienso que uno, en determinada circunstancia, puede lograr lo que desee (si es que cree que vale la pena Miguel) Todo está en nosotros y en el “ a pesar de”
    Otras veces sentimos que no vale la pena, así “vamos tirando”, como decía mi abuela.
    Yo también siento que la poesía dio un giro, pero no queda mal, me gusta. (Y me guiñándole un ojo al sapo de la conveniencia)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, uno reacciona con sus sentidos ante la realidad intentando no insensibilizarse ante aquello que no acepta. No sé si eso es un "ir tirando" pero al menos es la opción vital de no querer asumir las consecuencias.
      Gracias por tu valoración.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. En verdad no es fácil abstraerse de las circunstancias y de un modo u otro brota la inconformidad con ellas. En todo caso es un buen poema, bueno en la forma y el contenido, me gusta. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Andrés por tu valoración.
      Un abrazo

      Eliminar
  6. el querer y el poder a veces se confabula con la ambición y el triángulo resultante es desastroso para quien ( quienes) lo ejecuta(n), por eso después las lamentaciones son variadas, otras veces, el querer y el poder se conjuga con la solidaridad y la resulta es un triángulo mágico y luminoso, pero lamentablemente no está exento de defectos, el ser humano transita entre la luz y la oscuridad constantemente, nadie queda fuera de ello, ni siquiera el mejor intencionado, y tarde o temprano se mete la pata , y querámoslo o no sale alguien herido.

    buena semana Miguel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Absolutamente de acuerdo. Nadie está libre de defectos. Por eso necesitamos de los demás.
      Buena semana Elisa.

      Eliminar
  7. Sigue siendo como eres y cada uno que responda de sí mismo, lo que si haces es dar un buen ejemplo, y eso si puede hacer que muchos corrijan sus errores. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si soy un buen ejemplo o no, sobre esa cuestión mejor que responda quienes están cerca y me conocen y sufren. Coincido que hay que seguir confiando en la bondad y capacidad de cambio del ser humano, a pesar de los múltiples y contradictorios intereses personales que lo mueven.

      Besos también para ti y gracias por pasarte.

      Eliminar