domingo, 21 de octubre de 2012

Las horas pasan despacio

Las horas pasan despacio.
El tiempo no es dueño del tiempo.

Postrada en la cama, sufriendo,
no hay ocasión para la sonrisa, 
para el ritual de la costumbre
que encienda las miradas,
que encumbre la existencia.

Te consumes paso a paso,
como vela que se apaga,
sin que las palabras te retornen
a la vida y a las formas.

Tu cuerpo, una llaga de lo que ayer fue,
hoy es ya pájaro sin jaula,
camino despejado para el aire
que llevarte quiere y aún no puede.

Sólo la puerta-rendija de tus ojos entornas
como saludo al silencio que te envuelve.


                               M.A.N.H. (21/10/2012)


10 comentarios:

  1. ¡Qué triste, qué real, qué cierto! Casi sin palabras me quedo, porque me recuerda, porque me emociona y porque siempre se le teme al sufrimiento de ese "cuerpo que es hoy pájaro sin jaula" y a todo lo que implica.
    Lo siento...
    Un abrazo de entendimiento y abrigo, de comprensión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Salu2. Mafalda,
      Gracias por tus palabras. Aclararte que, aunque el poema relata la experiencia final de una persona a quien trato por motivos profesionales (como enfermero), no por ello deja de conmoverme su situación y su padecer, que podría ser el mío o el de una persona más cercana y querida.
      Un abrazo también para ti.

      Eliminar
  2. Buen poema y trasmite esa realidad del padecimiento, que yo también conozco por la profesión de médica y por la propia vida, pero claro está que nosotros lo vemos mucho más en cantidad y en cualidad, amplia gama de sufrimientos vemos a lo largo de la vida. De eso sabemos mucho. Abrazos compañero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El sufrimiento es parte de la vida, aquella por la que no querríamos pasar, ni ver a través de ella a nuestros seres queridos. Como personas, y también como profesionales de la salud, no nos queda otra que acompañar, cuidar, ayudar. Lo importante es hacerlo sin abandonar el ánimo y la sonrisa. Abrazos también para ti, compañera.

      Eliminar
  3. Una triste realidad hecha poesía. "Te consumes paso a paso,
    como vela que se apaga"


    un abraXo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose, gracias por tu lectura y valoración. Lo triste en estos casos es no poder avivar la llama aún con palabras.
      Un abraXo también para ti.

      Eliminar
  4. Es triste ver consumirse a alguien en sus últimos días, cuando sabes que lo único que puedes es aportar tu compañía. PEro sin embargo somos humanos y hay que soportar esa tristeza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Salu2. Archivista. La tristeza también es parte de nuestra experiencia. No puedes inmunizarte ante ella porque, como dices, somos humanos. Gracias por tu paso por acá.

      Eliminar
  5. Qué duro para empezar la mañana, tan humano y real que todos en el fondo lo conocemos.
    Un abrazo poeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Trastera. Gracias por tus palabras y tu valoración. Otro abrazo para ti poetiza.

      Eliminar