domingo, 25 de diciembre de 2011

Como añoro tu sonrisa

Como añoro tu sonrisa que lo cotidiano
devora, las sombras de sentido compartidas,
miradas que ayer eran agua en los ojos,
las palabras que acaso iban o venían.

Como añoro los silencios de sustancia
profunda, los perfiles de la tarde vencida,
aquellos rincones de ratones dormidos
que habitábamos entre sábanas frías.

Descubríamos primaveras envueltas
de versos, escondiendo sueños y risas,
recuerdos de pasos ya dados, de huellas
pisadas sobre el barro caliente con prisa.

El amor generaba su propio espacio
dormido, abriendo la mar con su quilla,
derribando matices y sombras, pintando
retales de ramas al viento, raíces, pupilas.

Hoy regamos colores que el tiempo
hace crecer, como cerradas semillas
de un mañana que vendrá, de aquello
que va a ser y que hoy espera todavía.

Como añoro la sonrisa que el día a día
transforma y que, aún en verano, se enfría.
Como añoro la húmeda paz de tu cuerpo
venciendo certezas que indemnes parecían.

M.A.N.H. (11/11/11)

1 comentario:

  1. Que lindo poema, me llama al romanticismo a la melancolía, al recuerdo de los amores huérfanos. Pero también me gusta saber de gente que ha amado de esta manera.

    María.

    ResponderEliminar