jueves, 19 de enero de 2017

A TUS PIES

De la cúrcuma y la seda vienen,
del curso de los grandes ríos sumerios.
Sangre, sudor, lágrimas,
llevan.

Tras un hálito de luz en lo alto,
huyendo.
Atraviesan países y estaciones,
edades y misterios,
para postrarse a tus pies,
maravillados.

Y
allí los tienen,
junto a tantos,
a la sombra de la higuera maldita.
El inoportuno sueño
mendigan,
ante la concertina.

M.A.N.H. (15/01/17)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada