martes, 1 de noviembre de 2016

La porción de pan ácimo

Entre los días bisiestos del almanaque
gotea el velo de la lluvia
y penetra,
el cansancio,
el quicio de las puertas.
Ya,
ni las sombras en las paredes suman,
ni el aire quieto de la tarde.
Solo el grito en el bolsillo,
la porción de pan ácimo,
reclama
contra el peso roto
de los sueños.

M.A.N.H. (30/10/16)

No hay comentarios:

Publicar un comentario