sábado, 10 de octubre de 2015

LA ESPERA

Niños,
como árboles frutales,
al aire
disputan las entrañas
a fuego lento.
Un largo llanto de arena
los esparce
por un horizonte de espejos.

Ancianos,
vestidos de gigantes,
muelen sus huesos
en el polvo
sin sombra que cobije.
Atados de pies y manos,
esperan donde dormir,
errantes, los sueños.

Mujeres,
como piedras maestras,
de jaima en jaima,
pedregales de silencios
derrotan con sus voces.
Calladas,
miran pasar las estaciones
donde el siroco baila.

Hombres,
libres como aves,
aherrojados
al espacio inmenso,
vuelan sus penas.
Cansados,
calientan la sangre
donde el grano aguarda.

La marcada baraja
de los poderosos
trunca
la espera.


M.A.N.H. (08-10-15)

Compuse este poema con motivo de los actos convocados por la Comunidad Saharaui en Gran Canaria (AISOC), en conmemoración del 40 aniversario de la Unidad Nacional Saharaui, en memoria de Marian Hassan. Como miembro del Taller Literario “Espejo de Paciencia”, tuve el honor de leerlo en el recital poético celebrado. Vaya con ello mi reconocimiento y solidaridad con la lucha de este pueblo hermano, que lleva demasiados años anhelando su libertad.

La imagen es la del cartel anunciador de los actos.

6 comentarios:

  1. Qué pena que en el cartel solo se te mencione dentro del epígrafe "poetas varios", como si los poetas fuésemos comparsa. Pero es un honor participar en algo solidario y dar voz a este drama olvidado (parece que olvidado a conciencia y con ganas). Y el poema está muy bien. Un saludo, Miguel Ángel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Luis. La poesía todo lo rodea, pero es una hermana menor, como de relleno, a veces. Como comentas, la realidad saharaui, tan cerca de esta tierra que habito, es un drama olvidado para muchos, pero también una espera larga y desesperante, aunque no desesperanzada, para tantos otros. Un abrazo, amigo.

      Eliminar
  2. Fue una magnífica presentación. Hoy comienzo con su lectura.
    "Arena entre los pies" de Helio Ayala:
    (Antonio Santana, un joven estudiante de magisterio, tras viajar a los campamentos de refugiados de Tinduf se entrega a la causa saharaui, al tiempo que se enamora de Aisha....)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido contigo, Brahim. Una magnífica novela, la de Helio Ayala, sobre el conflicto saharaui. Y una esperanza necesaria para ese pueblo hermano.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Buen acto noble y sincero, Miguel Angel Navarro. Gracias por tus poemas.
    un placer saludarte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Ángel. Un abrazo también para ti.

      Eliminar