jueves, 26 de marzo de 2015

PALABRAS

(1)

Frente al mar,
en el precipicio,
pongo palabras
como niños que escapan
de la marea.
Gaviotas de aire y agua
en el polvo del camino.
Tus manos
acompañan y sostienen.
El sol me deslumbra.

(2)

Lo extraño de seguir la senda,
pienso
una y otra vez.
Las palabras,
frente al mar, se repiten
como balas
que vuelven de la distancia.
Obsesiones
arrastra la marea
contra las rocas del acantilado.
No encuentran escapatoria.

(3)

Me asombran,
las palabras,
que caen a peso
en tu regazo.
Y calculo
cuánto de derrota
eres capaz de sostener
más allá
de mis palabras.

M.A.N.H. (22/03/2015)

miércoles, 11 de marzo de 2015

NI RASTRO

Destrozado,
en el suelo,
ya sin sombra.
Su piel de ceniza,
en un charco de lluvia.
Guardián y confidente de los pasos
a pesar de las cicatrices.
Paciente y amistoso
como un perro castigado.
En su sangre me refugiaba,
sólo por el afán de verla,
sin mucha esperanza.
Indicaba el camino,
como la tarde que se vendría abajo.
Sus huellas,
mis huellas.
Y
ni rastro
de los asesinos.

M.A.N.H. (08/03/15)