sábado, 1 de octubre de 2016

ESTEPARIO

El sueño reparador de los ahogados
desea
al partir el pan de la cordura.
Una puerta batiente, entreabierta,
como de soslayo,
tan solo,
más allá,
de esa mirada de futuro imperfecto.
Al punto inútil del desencuentro,
solitario,
recorre los caminos.
En la estepa,
antes llega
quien mira más lejos.

M.A.N.H. (27/09/16)